Se debe vincular la agenda forestal con la economía indígena

Taller dirigido a líderes y técnicos indígenas de las organizaciones base de AIDESEP a nivel nacional fue plataforma de realidades y propuestas en el marco de la Agenda Forestal de Comunidades Nativas y las redes de control y vigilancia comunitaria.

Imagen

El pasado 5 de febrero se realizó el taller nacional sobre la propuesta de la Agenda Forestal de Comunidades Nativas Amazónicas, donde se dio información precisa del diagnostico de las comunidades frente a la actividad forestal y se evidenció que son más de 2 millones de hectáreas equivalentes a 600 comunidades son las que mueven la actividad forestal a nivel nacional.

El problema, es que de estás 600 comunidades, 409 cometieron infracciones forestales, que han llevado a una situación de deuda al Estado de más de 111 millones de soles, ante está situación la dirigencia indígena expresó que como parte del consejo directivo del SERFOR se buscaría la mejor solución para atender a estás comunidades.

Añadieron al respecto, que la salida podría venir desde las misma organización nacional, mediante el desarrollo de capacidades empresariales de comuneros indígenas para mejor el nivel de negociación con los empresarios madereros en el marco de la Ley Forestal vigente, asimismo, Lizardo Cauper precisó “Nosotros tenemos que tener la capacidad como organización de poder comprar a nuestras comunidades, así que, si se debe hacer algo desde el punto legal para concretar esta misión ya estaríamos avanzando” culminó.

A esta reunión nacional, se dieron cita las organizaciones de CODEPISAM (San Martín), ORPIO (Loreto), ORAU (Ucayli), FENAMAD (Madre de Dios), ARPI (Selva Central) y AIDESEP (nacional).

“Se debe vincular la agenda forestal con la economía indígena, no podemos seguir permitiendo que la empresa maderera y el regente tengan los mismos beneficios y las comunidades sigan en pobreza” demandó Ruth Buendía.

Se necesita mayor capacitación y asistencia forestal en las comunidades

Además de acciones de capacitación y sostenibilidad en el manejo forestal comunal enmarcada en la Ley, se necesita cambiar el modelo actual que consiste en extraer la madera como producto bruto y venderla al precio más bajo del mercado.

“Hay que centrarnos en las comunidades nativas, para que sean los que manejen sus recursos como emprendedores, para que no se desperdicie ni un poquito de madera, para tener la capacidad de aprovechar todo y mejorar la economía de las comunidades” aportó, a su turno, el presidente de CODEPISAM, Elí Tangoa.

En el evento virtual, que contó con la participación de 20 personas, la responsable del programa mujer de AIDESEP a nivel técnico, Rocilda Nunta, dijo que el proceso forestal debe incluir a las mujeres desde el inicio, en tanto deben estar informadas y con capacidad de decidir ante esta actividad que puede generar beneficios y problemas.

Propuestas desde el territorio

Ante la pregunta ¿Cuál es la alternativa que proponemos como organización indígena nacional?, inició la respuesta el presidente, Lizardo Cauper, quien recordó que para mitigar los impactos negativos del aprovechamiento forestal, se crearon las veedurías forestales y los comités de vigilancia, que con el tiempo han dejado de dar seguimiento a los casos por falta de presupuesto, en tal sentido, “buscar la manera de cubrir e insertar a los profesionales indígenas en los espacios del SERFOR ayudaría a no cometer errores de cubicación y seguir vendiendo nuestra madera a bajo costo” explicó.

Finalmente, los dirigentes indígenas regionales exigieron que el organismo del Estado competente, SERFOR, debería articular mejor con las Organizaciones Indígenas, ya que, hay muchos artículos de la Ley Forestal, que no se están aplicando de forma correspondiente.

Agregaron que las plataformas de digitales, serían de gran ayuda para enlazar el producto forestal maderable de la comunidad a mercados internacionales como Canadá que garantizan un precio justo y de beneficio comunal, de esta manera frenar el comercio ilegal de exportación de manera.