PP.II. piden a la CERD de la ONU intervenga para impedir ampliación de Camisea porque sería el exterminio de los pueblos aislados

Pueblos aislados ubicados en la frontera de Perú y Brasil.

Las instituciones indígenas como la Organización Regional Aidesep Ucayali – ORAU, el Consejo Machiguenga del río Urubamba – Comaru, la Federación Nativa del río Madre de Dios y Afluentes – Fenamad y la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana – Aidesep solicitaron a la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación Racial – CERD su intervención detener la ampliación del Proyecto de Camisea.

La intención de las organizaciones indígenas es que esta entidad de la ONU, bajo su “Procedimiento de Alerta Temprana y Acción Urgente”, adopte durante su 82º período de sesiones, las recomendaciones adecuadas, dirigidas a prevenir el daño irreparable a los pueblos indígenas en aislamiento voluntario y contacto inicial en la Reserva Kugapakori, Nahua, Nantis y otros, ubicado en las regiones de Cusco, Ucayali y Madre de Dios.

Este pedido se debe al peligro que la ampliación del Proyecto Camisea sea permitido por el gobierno peruano, violando los derechos de los pueblos aislados bajo la ley peruana y la ley internacional y llevarlos a su exterminio. Este pedido representa un paso más en la campaña internacional lanzada el año pasado por nuestras organizaciones indígenas en contra la ampliación de Camisea.

A éste pedido, se suma una serie de pronunciamientos publicados en diferentes medios de comunicación, la denuncia presentada ante la CIDH por Jaime Corisepa Neri, representante de la Fenamad y la carta enviada a tres relatores especiales de la ONU en agosto pasado.

De acuerdo a la información, una ampliación del proyecto Camisea incluiría la perforación de 21 nuevos pozos dentro de la Reserva Territorial, estudios sísmicos, una línea de conducción y la posible creación del Lote Fitzcarrald que estaría bajo la administración de Pluspetrol, Hunt Oil y Repsol.