Orpio prepara materiales comunicacionales para prevenir el coronavirus

La Organización Regional de los Pueblos Indígenas del Oriente (ORPIO), ha trabajado infografías como parte de la difusión interna que ha emprendido desde que inició el estado de emergencia por el COVID-19.

Imagen

Además de llamadas telefónicas y mensajes de texto, los líderes y lideresas indígenas están en constante coordinación, desde la nacional, regionales, federaciones y comunidades, ante cualquier señal de emergencia.

El presidente de ORPIO, Jorge Pérez, dijo que es urgente el traslado pruebas rápidas y otros equipos médicos a las comunidades indígenas para descartar la enfermedad, asimismo, instó al gobierno nacional y regional “se tiene que tener ambulancias fluviales, logística, centros de atención cercanos y otros mecanismos que permitan tener una respuesta rápida a este mal” expresó.

El Perú, atraviesa uno de sus momentos más difíciles a causa de la pandemia del COVID-19 que ha cobrado la vida de más de 400 mil personas en el mundo.

Del 15 al 30 de marzo, el presidente Martín Vizcarra, decretó el estado de emergencia a nivel nacional. Las regiones amazónicas del Madre de Dios, Loreto, San Martín, Junín, Cusco y San Martín, son las principales afectadas sumando 36 infectados en lo que va del mes.

“Nosotros hemos actuado de forma inmediata para alertar al Estado, que nos encontramos en una situación de alta vulnerabilidad, más nuestros hermanos que se encuentran en situación de aislamiento. Por eso es que, desde nuestras zonas estamos coordinado con el Ministerio de Cultura, Salud y de Desarrollo e Inclusión Social para responder si se diera una emergencia en nuestras comunidades” manifestó con preocupación Lizardo Cauper, presidente de Aidesep.

Cabe mencionar, que cada una de las organizaciones regionales de Aidesep, ha decidido pronunciarse invocando a las comunidades nativas a cerrar sus fronteras como medida de prevención frente a la expansión del coronavirus.

Tal es el caso de la comunidad de Kirigueti en el distrito de Megantoni (selva del Cusco), que decidió cerrar sus fronteras debido a la llegada de unos turistas europeos de Polonia.

Los mismo que fueron llevados a una base militar cercana dónde se solicitó el examen médico para descartar la enfermedad del coronavirus.