AIDESEP y PNUD-DCI siguen adelante con el Proyecto “Preparando el camino para la plena implementación de la fase de transformación de la DCI”

En este mes de enero, después de 10 días de intenso trabajo de campo, las brigadas de socialización encargadas de presentar el proceso para acceder a derechos sobre el territorio a comunidades nativas de la provincia de Datem del Marañón en Loreto, culminaron satisfactoriamente su labor retornando a la ciudad de San Lorenzo, la capital provincial.

Estas brigadas, integradas por técnicos de la Dirección Regional de Agricultura de Loreto, asesores interculturales indígenas y representantes de la Coordinadora Regional de Pueblos Indígenas – CORPI San Lorenzo y AIDESEP, presentaron el proceso ante 8 comunidades ubicadas en los distritos de Cahuapanas y Barranca de la citada provincia.

En Cahuapanas se visitó la C.N. Shunuisha Machico, C. N. San José de Sillay y la C. N. de Santa Elena de Cahuapanas, todas ubicadas en la cuenca del río Cahuapanas. En Barranca fueron la C. N.  San Juan de Miraflores, C. N.  Nuevo Progreso, C.N. Copal, C. N. Wawajim y C. N. Nayumpin en la cuenca del río Potro. Estas comunidades pertenecen a los pueblos indígenas shawi y awajun y algunas de ellas esperan desde hace 40 años la obtención de derechos sobre su territorio.

Las presentaciones se realizaron en asambleas a cuyo cierre se procedió a firmar el acta de reunión donde se aceptaba participar en el proceso. Así mismo, cada comunidad nativa se comprometió en aportar con mano de obra local, apertura de trochas y la colocación de hitos durante las acciones que demanda el proceso de demarcación y las actividades de campo del proceso de evaluación agrológica de las tierras comunales. Dichas actividades se realizarán entre los meses de febrero y marzo, estarán a cargo de equipos técnico del Gobierno Regional de Loreto y son el paso siguiente al de socialización.

Se estima que, una vez culminado el proceso, lo cual se espera ocurra durante el presente año, este se refleje en más de 100 mil hectáreas de territorio amazónico reconocido a través de la entrega de título de propiedad y/o contrato de cesión de uso para las comunidades.

Cabe resaltar que, para una comunidad nativa, ejercer derecho sobre un territorio resulta fundamental para brindarle seguridad jurídica, estatus e identidad cultural, además de permitirle proteger y preservar los ecosistemas donde habita.

Los trabajos de acceso a derechos sobre el territorio se realizan gracias a la cooperación Noruega y al trabajo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) a través del proyecto PNUD – DCI.  Los mismos se realizan dentro del marco de la Declaración Conjunta de Intención (DCI), un convenio firmado entre Perú, Noruega y Alemania que tiene como objetivo reducir las emisiones de gases de efecto invernadero producto de la deforestación y degradación del bosque amazónico.

Vea el vídeo sobre el avance del Proyecto:

Síguenos en las redes:

No se admiten más comentarios